El asesino invisible del intestino grueso derecho: adenoma serrado

Posted on 2020年12月24日 / 18

Asesino invisible, adenoma serrado, ¿cómo diagnosticarlo por medio de la colonoscopia?

Por lo general, cuando terminamos la colonoscopia y le explicamos el informe al paciente, le decimos: “Tiene un pólipo en el colon ascendente de aproximadamente 0,8 cm. Lo eliminamos en el acto. La prueba también es benigna, no se preocupe”. Mientras explica el informe, esta es la rutina diaria en la clínica. Pero el caso de hoy es un poco diferente.Cuando emprendí la explicación, aún recordaba claramente la inspección: si no hubiera sido por el buen hábito que me enseñaron mis predecesores: lavar bien el tracto y al mismo tiempo tratar de observar el colon ascendente dos veces, podría haber pasado por alto esta adenoma serrado.

Cualquiera que haya leído este blog sabe que el cribado es una de las armas más poderosas en la prevención y el tratamiento del cáncer colorrectal; en particular, la colonoscopia, además del diagnóstico, también puede eliminar los adenomas y reducir la incidencia del cáncer colorrectal. La colonoscopia regular se puede realizar en la porción descendente y ascendente del intestino grueso, lo que reduce la probabilidad de cáncer colorrectal en un 80% y un 50%. Aunque este resultado da muy buenos resultados, pero las personas atentas pueden notar: ¿Por qué la porción derecha tiene menor porcentaje que la porción izquierda?

Hay muchos rincones muertos del intestino grueso ascendente, así como adenoma serrado (adenoma / pólipo serrado sésil)

El intestino grueso derecho incluye el apéndice, el colon ascendente y, a veces, el colon transverso. Estos lugares se caracterizan por pliegues, esquinas muertas y residuos espumosos, que fácilmente afectan la observación; si la inserción no llega completamente a lo más interno del apéndice, al ver la apertura del apéndice y la válvula ileocecal, es más probable que pase por alto otro área. Por otra parte, otro factor importante es el adenoma serrado protagonista de hoy.

 

Los factores anteriores han reducido la protección de la colonoscopia en el lado derecho del intestino grueso. Los primeros estudios incluso afirmaron que la colonoscopia casi no brinda protección en el lado derecho del intestino grueso ante el cáncer. Sin embargo, afortunadamente con la mejora de la tecnología y los conceptos, la situación actual ha mejorado, pero si desea continuar mejorando el efecto de la colonoscopia, aún debe conocerse a más profundo y al enemigo, sólo así podemos comprender las dificultades actuales y encontrar los posibles planes de mejora, incluido el diagnóstico y el tratamiento para los adenomas serrados.

¿Qué es el adenoma serrado?

Los pólipos del intestino grueso se dividen aproximadamente en tres tipos: adenomas, adenomas serrados y pólipos hiperplásicos. En el pasado, nos hemos centrado en los adenomas, ya que pueden agrandarse y volverse cancerosos con el tiempo, los adenomas serrados han sido clasificado posteriormente, dado que su nombre es adenoma, debe tratarse a tiempo. Entonces, ¿por qué no todos lo notaron en la primera instancia?

La razón principal puede ser que se parece a un pólipo hiperplásico completamente benigno, especialmente en aquellos tiempo con falta de endoscopia de alta resolución y herramientas de imágenes más precisos. Por lo tanto, en los tiempos pasados, estos adenomas serrados en el lado derecho del intestino grueso no solo son fáciles de pasar por alto, incluso si se llega a visualizar, pueden ser ignorados también. Sin embargo, con el pasar del tiempo, todos empezaron a “sospechar”.

Los estudios han demostrado que, en comparación con los adenomas ordinarios, los adenomas serrados pueden volverse cancerosos en una etapa más temprana, y los jóvenes (menores de 50 años) o ciertos pacientes con cáncer colorrectales hereditario tienen una mayor proporción de ser originado apartir de los adenomas serrados; por lo tanto, todos comenzaron a prestar más atención a la detección y tratamiento del adenoma serrado. Esto es algo bueno, pero aún quedan varios obstáculos importantes que superar.

La primera es que los adenomas serrados y los pólipos hiperplásicos a veces son difíciles de distinguir por su morfología e incluso la patología, en comparación con los adenomas ordinarios; los expertos en endoscopia han propuesto recientemente características de diagnóstico adecuadas para los adenomas serrados; pero hay un principio simple es que los pólipos hiperplásicos son generalmente pequeños, densamente empaquetados y se encuentran en el recto y el colon sigmoide. Es decir, para pólipos pequeños en otros lugares, especialmente en el intestino grueso derecho, lo mejor es “eliminarlos todos por completo”.

El segundo problema es que los adenomas serrados suelen ser planos o laterales, y la técnica de extirpación se vuelve más difícil. Sin embargo, con la ayuda de la resección en frío, el tratamiento se vuelve mucho más fácil. A veces trato más de diez adenomas serrados en una sola colonoscopia, y el tiempo que se lleva es razonable. Sin embargo, cabe señalar que incluso si se utiliza la resección en frío, es necesario buscar la resección en bloque en la mayor medida posible. Al mismo tiempo, si existen dudas sobre la depresión combinada de la lesión, tenga cuidado y considere hacer una marca (tatuaje) para facilitar la futura cirugía para localizar la lesión.

El tercer problema es que, aunque la prueba de sangre oculta en heces es útil para la detección general de adenomas, es menos sensible a los adenomas serrados, quizás porque este último tiene menos sangrado en la superficie y se localiza en una zona más profunda del intestino grueso. Por supuesto, esto no significa que la sangre oculta en heces sea inútil, mientras el resultado sea positivo, la posibilidad de un adenoma serrado seguirá aumentando; pero saber esto sigue siendo un valor de referencia para recomendar la colonoscopia.

¿Cómo encontrar más adenomas serrados?

El cuarto y mayor problema es cómo mejorar la tasa de detección de adenomas serrados. El adenoma serrado en sí es difícil de identificar (consultar el diagrama característico a continuación). Por otra parte, en el intestino grueso derecho, es más difícil de observar, además de limpiar el intestino, el endoscopista tiene que ser altamente habilidoso, visual y cuidadoso para encontrar adenomas serrados tanto como sea posible, puesto que la colonoscopia de alta calidad es la condición básica para este procedimiento.

La tasa de detección de adenoma personal del médico (ADR) que va incluído actualmente en los indicadores de calidad de la colonoscopia, solo hace referencia a los adenomas tradicionales y no los adenomas serrados. Aunque las medidas básicas para mejorar la ADR como completar la inserción del interior del apéndice, lavar la mucosidad espumosa, observar el intestino grueso derecho más de dos veces y sacar el colonoscopio más de seis minutos en promedio, también ayudarán a la detección de adenomas serrados; La clave más importante radica en el propio conocimiento del médico con respecto al adenoma serrado y las técnicas de diagnóstico.

La capacidad de diferentes médicos para detectar adenomas serrados varía mucho, va desde 0% al 18%. Además de esta capacidad relacionada con su propia ADR, el estudio también muestra: Gastroenterología, menos senior (dentro de los 9 años de capacitación frente a 27 años o más) y una gran cantidad de exámenes (al menos 350-400 casos al año), para ellos es más fácil encontrar adenomas serrados.

El adenoma serrado es un tema que cada vez se ha prestado más atención en los últimos años. Requiere un cierto nivel de visión, tecnología y características de apariencia de los pólipos. Por lo tanto, incluso los médicos jóvenes deben tener los conocimientos y la atención suficientes, buenas habilidades de colonoscopia y suficiente extinción, y también puede hacer importantes contribuciones en este campo. Ya que por cada adenoma que se encuentre, estaría reduciendo la posibilidad de cáncer colorrectal en el futuro.

Características del adenoma serrado.

  1. Cubierto de mucosidades

Los adenomas serrados generalmente son planos y están cubiertos de mucosidades y no son fáciles de encontrar, pero tienen el mismo riesgo de cáncer que los adenomas generales.

  1. Principalmente ubicados en el intestino grueso derecho

Los adenomas serrados suelen estar en el lado derecho del intestino grueso y requieren mayor habilidad y observación cuidadosa.

  1. La superficie irregular
  2. Contorno irregular

 

Features
Reviews
There are no reviews yet, why not be the first?
Leave a review
Criteria 1: Criteria 2: Criteria 3:

发表评论

电子邮件地址不会被公开。 必填项已用*标注

Related Listings